OPINIÓN >> Sanitarios agotados ante la amenaza de colapso del sistema

.

Publicado el 15/09/2020
Te recomendamos la lectura, en esta ocasión, del artículo de opinión elaborado por nuestro compañero Francisco J. Martínez, delegado de CESM en el área VII 

“De seguir el actual ritmo de contagios por coronavirus, en unas dos semanas la Región de Murcia podría estar en emergencia por pandemia”. Estas fueron las palabras del consejero de salud, Manuel Villegas, tras la reunión del comité de seguimiento del Covid el pasado lunes. Añadió que “en dos semanas, todas las camas de UCI estarán ocupadas”.

Triste predicción que llega en una situación en la que los profesionales de la Sanidad se encuentran agotados, tras meses de afrontar dobles circuitos para minimizar las posibilidades de contagio de pacientes y profesionales y sin que los recursos humanos (ya deficitarios de por sí) hayan sido reforzados de forma adecuada.

No podemos más que exigir que el Servicio Murciano de Salud tome las medidas necesarias para afrontar este anunciado colapso del sistema con un plan de acción que incluya la dotación adecuada con los recursos humanos necesarios, la protección necesaria de los trabajadores, el cuidado de los especialmente sensibles, las medidas de conciliación que permitan la atención familiar, la compensación adecuada del esfuerzo que se exige al profesional y el necesario descanso.

La falta de médicos no puede ser la excusa para llevar al agotamiento, al hastío y a la insalubridad de las condiciones de trabajo de los que aún permanecen en activo en nuestra Región y de los que no podemos permitirnos prescindir para garantizar la atención sanitaria

Es tiempo ya de aportar soluciones a problemas que no por crónicos no existían y que ahora se tornan críticos ante un aumento inevitable de la presión asistencial. Es necesaria y urgente la negociación con los profesionales para que, tenidos en cuenta, podamos evitar la debacle a la que nos encaminamos.

Saltaron alarmas desde la Atención Primaria, que no era capaz con su estructura de garantizar la asistencia que reclama el ciudadano. Posteriormente, llevamos también al agotamiento a los servicios de Urgencia y, con ellos, a todos los servicios directamente implicados en la atención al Covid.

Las Urgencias reclaman ya apoyo urgente, Medicina Interna, Cuidados Intensivos y todos los servicios de apoyo como Microbiología, Laboratorio o Radiología, precisan de atención.

Los servicios no directamente implicados en la atención Covid (servicios quirúrgicos, médicos, oncológicos, exploraciones funcionales…) necesitan dotaciones adecuadas que permitan la continuidad asistencial.

Ante el contexto epidemiológico actual, en plena pandemia de Covid, partiendo del supuesto de que todo paciente es potencial portador del virus, es indispensable que se garanticen medidas acordes de protección de los profesionales.

Pronto se nos pedirá un nuevo sobre esfuerzo, al que una vez más se responderá con la energía que aún nos quede, siendo imprescindible que previamente se nos escuche y tenga en cuenta para adoptar medidas de consenso que puedan aliviar la presión a la que se nos somete.

La situación es muy grave y comenzamos una carrera de fondo en una larga lucha contra el virus con muchos corredores ya agotados en la línea de salida.

.