Boicot en la Mesa Sectorial de Sanidad a la negociación del reconocimiento de las actividades desarrolladas por los profesionales durante el estado de alarma por pandemia de COVID19

.

Publicado el 13 de mayo de 2020
El Sindicato Médico de la Región de Murcia CESM no ha podido negociar las medidas compensatorias en materia de retribuciones, jornadas, permisos y licencias del personal del SMS en relación a las modificaciones de las condiciones de trabajo y las actividades desarrolladas durante la pandemia COVID19 por la oposición de CCOO, UGT y la Administración

El Sindicato Médico de la Región de Murcia CESM, durante la reunión de Mesa Sectorial de Sanidad celebrada el 12 de mayo de 2020, ha solicitado medidas compensatorias en materia de retribuciones, jornadas, permisos y licencias del personal del SMS en relación a las modificaciones de las condiciones de trabajo y las actividades desarrolladas durante el estado de alarma por pandemia de COVID19.

Sin embargo, esta propuesta no ha podido ser negociada por la negativa de CCOO, secundada por UGT, quienes se han escudado en el procedimiento de los plazos de presentación de documentación para tratar en la reunión. A pesar de que dicha documentación estaba aportada, estas organizaciones apoyadas por la Administración, no han permitido valorarla.

El Sindicato Médico ha expuesto las reivindicaciones para la mejora de las condiciones laborales de los profesionales, quienes deben ver recompensados el exceso de jornada, la penosidad y el esfuerzo desarrollados durante la situación excepcional de emergencia sanitaria.
Además, CESM ha defendido la necesidad de acordar mejoras encaminadas a garantizar las condiciones de trabajo, la conciliación, vacaciones, permisos y licencias de las actividades realizadas durante el estado de alarma derivado de la crisis por COVID19.
El Servicio Murciano de Salud ha trasladado la intención de convocar una nueva reunión e Mesa Sectorial a finales del mes de mayo para tratar estos asuntos.
El Sindicato Médico CESM lamenta profundamente la postura de organizaciones sindicales como CCOO y UGT, que no han facilitado negociar y alcanzar un acuerdo que pueda mejorar las condiciones de trabajo y recompensar el gran esfuerzo realizado por los profesionales del Servicio Murciano de Salud durante la pandemia.

.